MI OTRO BLOG:

Para visitar mi otro blog, UNA DE PÁJAROS, pincha AQUÍ.

domingo, 20 de marzo de 2011

LUNA, LUNA, LUNA, DESÁTAME EN SILENCIO....

El título de esta entrada es un fragmento del popurri de la comparsa "Calabazas" de Antonio Martínez Ares, del año 1991. Utilizo este recurso, como lo hace mi compañera de club: Isabel Cáceres, en las entradas de su blog. Isabel perdóname por copiarte pero en esta ocasión viene al caso como anillo al dedo.

Como digo eso es lo que parece que ha hecho la luna este mes con las personas, las ha desatado para que vayan a las zonas costeras de Cádiz.

¿Para que? Pues para ver los efectos que se producirían en el litoral debido al gran coeficiente que han tenido este fin de semana las mareas, la máxima tendría un coeficiente de 117º.

Estos grados sumado al acercamiento de la luna a la tierra, por lo visto este fenómeno se le llama PERIGEO, harán que los fondos de nuestras costas sean menos profundos y las orillas estarán más cercanas a tierra firme. Este fin de semana la luna ha estado 50.000kms más cerca de lo habitual.

Siempre, y cuando digo siempre es siempre, la pleamar más grande de cada mes es a primera hora de la tarde (de 15:00h a 16:30h), por lo que las dos bajamares de ese día serán una a primera hora y la otra a última hora del día.

Como "La curiosidad mató al gato" y menos mal que los gaditanos no somos gatos si no ya no quedariamos ninguno, nosotros queríamos ver la bajamar (115º) de la mañana del sábado en Cádiz, más concretamente en La Caleta, y allí nos dirigios.

Llegamos a las Puertas de Tierra a las 8:15h, desde San Fernando, y cuando llegamos al Campo del Sur eran las 8:45h. Si, media hora para andar a penas 1km. Como estaba Cádiz de coches y de gente, y además con el mismo objetivo.

Pero si había coches y motos, más personas había sobre el paseo marítimo y sobre las piedras.

Mari y Julio, de espaldas, buscando el único sitio que había en la muralla para ver las piedras.

 Esta persona decidio pernoctar para ver, a primera hora, la bajamar, pero se quedó dormida. Que frío.

 Como estaba el camino que lleva al castillo de San Sebastián, parecía una romería.

Una panorámica de La Caleta.

Después de ver las piedras caleteras y el ambientazo, nos fuimos a reponer fuerzas a la Guapa, esto es una churrería que hay junto a la plaza de Cádiz que hacen churros grandes y chicos. Y como es tradición cuando se va por esos lares entramos en la plaza a ver los puestos de pescados y mariscos. Que calidad y que material, lo mejor son los precios, que los hay para todos los bolsillos.

Esto es lo que se ve desde la cafetería de la plaza de Cádiz. Es la zona del pescado y el marisco.

Y como también es normal en nuestra cultura tenemos que buscarlo a todas las cosas un sentido, todo esto es debido a la:


Si, la LUNA.

Ese satélite nuestro que tiene sus efectos sobre los líquidos y por eso sobre nosotros mismos ya que somos más del 70% agua.. Hay personas más sensibles a estos fenómenos que otras y Mari que lo es, ha sufrido un ataque repentino de cefalea, de los que hace historia y por eso no nos ha podido acompañar a la visita de la punta del boquerón que estaba prevista para hoy domingo. A los que sufren de estos periodos de jaquecas saben que lo que único que quieren es estar acostado, sin luz y sin ruidos, así que marchándonos a la playa le hacemos un favor.

A las 8:30h habíamos quedados con mi hermano Pedro y mis sobrinos Alberto y Sandra. Llevaríamos las bicicletas e iríamos a ver los efectos sobre las piedras y la arena.


A las 8;45h estábamos en marcha y la paya estaba como La Caleta ayer, pero como esto es más grande y hay menos aparcamientos pues se estaba bien.


En menos de media hora ya estábamos cerca de la punta pero los niños querían ver los bunquers que tenemos en la playa y paramos en los dos, el camino fue fácil a excepción de los 500mtrs antes de llegar los bunquers que la arena se hace demasiado blanda y no se puede ir sobre las bicis.




Pero cuando llegamos a la punta del boquerón la imagen fue espectacular: Piedras fueras, arena muy alta, muchos boquetes, imagen lunar diría yo, que por supuesto no he estado en la luna.



Otra cosa que me sorprendió mucho fue la cercanía de la orilla con las balizas que delimitan el canal de navegación en el caño de Sancti Petri, apenas había 10 metros.


Y la distancia de los barcos fondeados a la orilla.


Luego, y para que los niños se divirtieran aún más, fuimos a la duna, otra sorpresa, estaba inundada, pero que imágenes y que vistas.




Después de esta espectacular mañana, la cual la pobre de Mari no ha podido disfrutar, llegamos a casa y lo primero que hicimos fue endulzar las bicis, cual piraguas...

El resto de fotos pinchando AQUÍ.

Y el track, pinchando AQUÍ.

domingo, 13 de marzo de 2011

EL APURO DE MI AMIGO SE CONVIRTIO EN EL PRIMER PREMIO DE UNA AMIGA.

Pues para saber como salió mi amigo del apuro, ver el vídeo.


video


Loli, FELICIDADES, buen trabajo...

domingo, 6 de marzo de 2011

TODA UNA VIDA ENGAÑADO...

Si, hoy, 6 de marzo de 2011, con 41 año y 29 días justo, he descubierto que me he llevado toda la vida engañado.

Esta mañana al despertar aún estábamos cansado del día de ayer, cansados de tanto carnaval, así que decidimos no ir a la plazoleta de las vacas y/o plaza del rey y por el contrario salir a pasear por el sendero del Carrascón.

Cuando llegamos al puente de Lavaera decidimos entrar en lo que es, o nosotros denominamos, la Isla de Cupimar. Esta isla siempre ha estado cerrada al público por estar dedicada a la producción industrial de peces.

Ufff, de pequeño no nos dejaban entrar, eramos amenazados por el guarda que portaba una escopeta de cartuchos, los cuales estaban cargados con sal. Y dolían, sobre todo cuando esa sal se te incrustaba y empezaba a derretirse, como picaba...jejeje, eso si, no se volvía a por otro... Por lo que lo de detrás de la cancela era todo un misterio.

Esta mañana por fin, después de más de 41 años entré. Me considero engañado por que esperaba ver infinidad de artilugios de despesque, así como restos de maquinaria antigua, o unos grandes edificios y nada de eso, solo vi mierda, mucha mierda y ahora no se le puede achacar a la gente que ha transitado por esos caminos, como digo llevan toda la vida cerrado al público ¿Quien la habrá puesto ahí?

Julio, que decidió ir en bici para no andar, rodeado de basura y chatarra.
 Estado de conservación de uno de los edificios de la antigua factoría.

Eso si, pudimos ver un polvorín de la Guerra de la Independencia, y está en un estado de conservación aceptable, teniendo en cuenta que está muy cercano al agua salada y han pasado justo 200 años.









El camino se hace de manera muy cómoda e intuitiva, siempre buscando el caño de Sancti Petri, es como un laverinto, pero siguiendo el camino principal se llega al final o al principio, según el sentido.

Esta fue la ruta:


Se pueden ver edificaciones que sivieron para refugios de aparatos eléctricos, de generadores y de personal, así como la gran obra arquitectónica que es unas compuertas con sus diferentes tubos de desagües y productores eléctricos.




Y como ya es primavera, según el Corte Ingles aunque falten dos semanas, ya se pueden ver las plantas autoctonas de los humedales, por cierto, un gran lástima mi desconocimiento en el campo de la flora...


Pues nada otra mentira descubierta o ¿nunca fue una mentira? y dicha mentira soloo fue fruto de mi desconocimiento sobre las piscifactorías y me imaginaba una gran, por sus medios, industria.

martes, 1 de marzo de 2011

FEBRERILLO LOCO.

Mal para cuerpo y bolsa, si en febrero ves a la sombra el perro y en mangas de camisa el jornalero.

Pues si, hemos tenido un febrero un poco loco, pero en términos generales muy bonachón y apto para las negaciones en piragua.

Para acabar este mes, mes en el que por primera vez en el 2011 yo salía a navegar, he vuelto a salir en solitario y para terminar el mes, el día de Andalucía (28 de febrero), salimos con amig@s de SFK y nos cruzamos con los flamencos, los cuales vimos muy de cerca.

El viernes, siendo muy temprano, me decido por fin a salir en solitario a navegar. Sé que no es recomendable, pero siempre no se encuentra alguien con quien salir y cuando el cuero pide salir, pues al agua, con mucha prudencia.

A parte de la seguridad. mi mayor inconveniente para salir solo era bajar la piragua por el pantalán, pero el otro día vi a Manolo Delgado, como baja solo la piragua.

Acercaba la popa, con las ruedas, al pantalán y luego apollándola sobre él solo tenía que levantar la proa y poner las ruedas en la madera y ya estaba abajo.


Decir que en solitario la mente se relaja tanto que la hora y media que pensé navegar se fue volando.

A parte del bienestar mental que se consigue navengando solo puntualizar el extraño amarradero que ha utilizado para fondear este barco.


Una lástima, pues un barco de estos puede costar entre 30.000€ y 40.000€, para que acabe contra las piedras.

Otra de las curiosidades, bueno no se como llamarlo, es la suciedad que tienen las aguas que bajan de Chiclana. Y eso que esta población tienen depuradoras y además funcionan muy bien, no sé a que será debido.


Pero lo cierto es que mierda una había "jartá".

La ruta de este día fue:


Y el track, pinchando AQUÍ y todas las fotos AQUÍ.

El día 28 salí porque lo propuso J. Carlos y con el único objetivo de rebajar los niveles de cruzcampina, muy bien para ciertas cosas, pero en exceso "dicen" que no es muy recomendable. Y digo "dicen" por que nosotros aún no conocemos eso del exceso.




Quedamos a las 10:00h, el viento era del norte y la temperatura de 18ºC, pero al tener viento la sensación térmica era mucho más baja.

Pusimos proa al Carrascón, para ir en principio en contra de la marea, pero luego a favor.


Nos cruzamos con Coco y un amigo de Chiclana, los cuales se volvieron con nosotros. A la altura de Gallineras ellos siguieron hacia el poblado de Sancti Petri y nosotros hacia Chiclana por la vuelta fuera.

Nada más girar para la izquierda se nota como la marea nos empuja, sigue creciendo.

A los 200mtrs después de salir del Carrascón, sorpresa, flamencos, mogollón de flamencos. La marea nos acerca a ellos...


Trás las fotos de rigor, seguimos hacia la desebocadura del río Íro, y volvemos a cruzarnos con los flamencos.


Aún flipados con la escena de los flamencos, y sobre todo con los sonidos que ellos emitían, nos dirigimos hacia el pantalán.

Endulzado y guardado todo nos dirigimos a casa para ducharnos y vernos en la Plazoleta de las Vacas, pues creemos que el nivel de cruzcampina ha bajado mucho.

La ruta de este día fue:


El track pinchando AQUÍ, y las fotos AQUÍ.

Ahhhh y esta es la foto de la Plazoleta de las vacas.


En fin un fin de semana muy completito...

A ver como se presenta el carnaval??? De momento agua, pero nada a la calle se ha dicho...