MI OTRO BLOG:

Para visitar mi otro blog, UNA DE PÁJAROS, pincha AQUÍ.

martes, 20 de septiembre de 2011

TRIATLON HÍPICO??? YO???

Si, yo compitiendo en un triatlón hípico... A estas edades y con estos kilos...

Dicen que un hijo sigue los pasos de su padre, no??? Pues creo que Julio, mi hijo, ha dejado de seguirme y eso pues casi que me gusta, pues empieza a pensar por él mismo y a elegir sus aficiones.

Y eso a pasado este verano. Poca piragua y algo de caballo.

En mi ciudad, San Fernando, tenemos el viento de levante y el de poniente. Cuando sopla el levante pues no hay forma de estar en la playa y hay que buscarse un refugio fresquito, es decir, con piscina. Los lumbreras de políticos que gobiernan nuestra ciudad pues como que no han tenido en cuenta este pequeño gran detalle y los pobladores de San Fernando, los que no tienen piscina, esos días de fuerte viento o emigramos a Cádiz, con sus playas cubierta al levante, o emigramos a localidades vecinas con piscina públicas.

Nosotros al no tener piscina, ni acceso a ninguna privada de la localidad, nos empezamos a buscar la vida y la solución la dio Julio. Sus primos, es decir, mis sobrinos, dan clases de hípica en un club de la zona, más concretamente en el "Club Jinetes de la Bahía". Julio nos dijo que a él le gustaría dar clases y que nosotros lo podíamos esperar en la piscina, pues el club posee una grande...

Total que nos hicimos socio en agosto y julio empezó dando clases de verano, justo después de venir de campamento con los scouts y nosotros a disfrutar de la piscina.

En el club de hípica, cuando acaba una temporada (verano/invierno) se organiza un acto y al acto del final del verano es al que me voy a referir.

UN TRIATLON

Sábado 10 de septiembre, días antes recibimos recibimos un correo del club hípico, anunciando el final del verano con una fiesta y un Triatlon. El triatlón sería por pareja padre/madre e hijo/hija. Constaría de tres pruebas, para eso era un triatlón. La primera una carrera de orientación con el niño a caballo y el adulto en bicicleta. Segunda prueba, el jinete tendría que saltar 5 obstáculos con el caballo y el adulto saltaría esos 5 mismos obstáculos pero a pié. Y por último el niño nadaría un largo de piscina y el adulto dos largos.

Julio, nos dice que no quiere participar, pero si quiere ir a la fiesta, en eso sale a mi... Lo entiendo por que con solo 3 clases no se encuentra preparado para competir.

Así que el día 10 estamos en las instalaciones del club a la hora indicada y sin bicicleta, total como no  va a participar.

Empiezan a inscribirse los jinetes y las amazonas, por lo visto hay diferencias de nombre según el género, con sus acompañantes. A Julio, le cambia la cara esa cara que viene a decir: "si yo pudiera participaba", así que le pregunto y me dice que si.

Eaaa, vamos a inscribirnos y cuando estamos en ello pienzo que yo no tengo aquí la bici. Ummmm, pequeño problema, pero decidimos seguir adelante con al inscripción.

Al inscribirnos le comentamos a la monitora el pequeño contratiempo y nos dice que no hay problemas, que como Julio es muy nuevo es bueno que yo vaya al lado de él, a pié, por si el caballo hace algo raro, que yo sea quien lo aguante. Aguantarlo yo??? con el miedo que me dan los caballos... Ufff empezamos los problemas...

Nos inscribimos con el nombre de Mantra.

El equipo Mantra, de izquierda a derecha: Yo, Hércules y Julio.

Pasamos por el puesto de carreras a recoger las indicaciones de la carrera y otro problema, lo que sería una pequeña carrera de orientación, se convierte en cuatro kilómetros y pico de carriles, "casi ná..."

Claro en bici y al galope con el caballo eso debe se ni 10 minutos, peor andando y con un jinete inexperto pues ni idea...

Al igual que Julio, se encontraban dos jóvenes más, así que formamos un grupo co los tres equipos.

A las 13:05h, estábamos a punto de que nos dieran la salida.


Empezamos el camino los caballos (bueno que no son caballos, que son ponis) no andan y a los niños les cuesta hacerlos andar, pero andan.


Vamos andando, el calor va subiendo y algunos ponis se quieren dar la vuelta. Pero seguimos adelante.


Cuando llevábamos casi 1km andado, los ponis empiezan a animarse, debido a que los jinetes y la amazona le iban cogiendo el tranquillo.


Cuando los ponis se huelen que, aún faltando más de 3km, vamos para las cuadras, empiezan a trotar y claro ahora quien los aguanta??? pues nada a trotar junto a ellos... Si yo, que no estaba previsto que lo hiciera y que iba a una fiesta para acabar el verano...

Pues nada, después de trotar junto a los 3 ponis yo solo, el resto de adultos no fueron capaces de seguir el ritmo, llegamos a las instalaciones del club.

Ahora tocaba hacer el circuito de saltos. Sale Julio y lo hace más o menos sin problemas y luego salgo yo. Desde la megafonía del club se oye "vamos ese padre de Julio, más rápido¡¡¡" jajajajaja... Me paro miro a la muchacha encargada del megáfono y solo me puedo reír, no tenía aliento para más, pero sigo corriendo y termino el circuito de salto.

Corriendo para las piscina, donde nos esperaba un señor con el cronómetro en mano, el cual pararía cuando yo saliera de la piscina tras dar dos largos.

Julio, se tira al agua y yo espero a darle el relevo.


Evidentemente fuimos los antepenúltimos y como aquí da igual en el puesto que se quede te dan premio, pues nos lo dieron.



Pero lo mejor fue la cerveza con la que me esperaba Mari al salir de la piscina y del pollo al ajillo del que dimos cuenta más tarde.

Y esto ha sido mi experiencia en el triatlón, que sin pensarlo lo hicimos. Por cierto, muy bien organizado por el club de hípica.

Lo próximo que será??? Mientras que al final haya cerveza me da igual.

1 comentario:

LUYS dijo...

Muy bien todo Antonio,,,, pero en las fotos Yo no te veo correr, estoy con la chica de la megafonia...jejeje

Un saludo compi...