MI OTRO BLOG:

Para visitar mi otro blog, UNA DE PÁJAROS, pincha AQUÍ.

viernes, 8 de octubre de 2010

UNA GRIETA, UNA AMISTAD...


Este mes de septiembre, a parte de la entrada del otoño, el cual aún no se ha dejado ver mucho, se ha caracterizado para mi por que he tenido faena en la azotea de mi casa. Una faena inimaginable...

Como cada final del verano en casa nos disponemos a pintar las partes más necesitadas del interior de la casa, de lo cual se encarga Mari y de la revisión y repaso de la azotea, de lo cual también se encarga Mari, pero aquí echo yo un cable. Soy muy malo pintando y odio la pintura... Pero son cosas que hay que hacer y el momento es antes de que empiecen las lluvias.

Este año estábamos dispuesto a esmerarnos más en la azotea pues quedo muy deteriorada debido a la gran cantidad de lluvia del pasado año.

En uno de los pretiles de la azotea llevábamos tiempo observando una grieta, la cual había que tapar antes de pintar.
La grieta.

El suelo de la azotea lo teníamos pintado de clocaucho, pero en algunos sitios estaba un poco levantado, así que decidimos alquilar una máquina hidrolimpiadora, para que nos facilitara la labor. El alquiler de dicha máquina nos costó 30€/día.

Antes de empezar a darle al suelo, principal objetivo para el que alquilamos la máquina, pensamos en darle a la grieta y aquí vino el desastre... Fue como un iceber, la grieta solo era la punta, luego se descubrió el resto... ¿QUE PASÓ? Pues que como la grieta estaban todos los pretiles ¿COMO LO DESCUBRIMOS? pues dándole con la dichosa máquina, hidrolimpiadora, de las narices...

Imagen en la que he resaltado lo que era la grieta. Y hasta donde llego el estropicio.

Otro pretil. El que da a la fachada.

Y el tercer petril afectado. Los ladrillos que se ven son de la casa que están construyendo junto a la nuestra.


Pedazo de agobio que me entro, se me caía el cielo encima... Y solo era las 11:45h de la mañana...

Mi mente empezó a funcionar y solo llegaba a un pensamiento "una casa nueva como la nuestra, con tan solo 10 años, como podía tener los petriles así¡¡¡" y me hacía la pregunta "¿para que habremos alquilado la hidrolimpiadora?". Cuando paso un rato me puse práctico y dije con respecto a la máquina: "menos mal que la hemos alquilado así hemos destapado toda las deficiencia de la obra" y en cuanto a lo que hacer: "llamo a Rafa  y a ver que me dice". Rafa es un gran entendido en pinturas de casas y un trabajador nato.

Eso hice, lo llame y él, persona dispuesta a ayudarte donde las hayas, me dijo "cuando salga del trabajo me acerco, exagerado". Yo estaba, reloj en mano, esperando a que apareciera y efectivamente nada más salir de su trabajo se presentó en casa.

Cuando hubo visto los desperfecto me dijo "nada esto lo haces tu mismo, yo te explico como hacerlo y tu lo haces". Ya he dicho que soy muy malo pintando, pero el tema de la albañilería es que no puedo con ella, soy el más malo del mundo.

Le propuse que me lo hiciera él, previo pago claro está, pero me dijo que estaba muy liado y que tenía mucha faena y que en un tiempo no podría hacérmelo. Joder, el cielo estaba más cerca todavía de mi...

Accedí a que me lo explicara y yo hacerlo, no me quedaba otra.

Lo primero que me dijo fue la lista de la compra: Dos sacos de mortero, bidón de pintura antifisuras blanco, bidón de clorocaucho rojo y 100mtrs de malla...

Cuando se fue se me saltarón las lágrimas, del agobio. Esa misma tarde me fui a comprar el material, para al día siguiente tenerlo todo preparado para meterle mano a los pretiles.

Cuando amaneció el día siguiente yo ya estaba en la azotea y en eso que suena el móvil. Era Rafa, que esa tarde tenía un hueco y vendría a echarme una mano para enfoscar con el mortero, para mi lo más difícil... Y me puso una condición; de pagarle ni mijita...

Así que por la mañana me dedique a tapar las grietas más grandes y a tenerlo todo preparado para cuando llegara Rafa no hubiera ningún problema.

Esta tarde hacía calor, mucha calor, pero eso no era impedimento para que Rafa lo dejara todo enfoscado y la azotea del castillete con malla y pintura puesta. Luego me explico como poner la malla del suelo, para que eso lo hiciera yo, al día siguiente.

El pretil de la grieta, pero ya con el mortero aplicado.




Esa misma tarde cuando ya estuvo todo seco empezamos a dar manos de pinturas a modo de imrimación, blanco en los pretiles y rojo en el suelo.
Mari, al anochecer, dando la primera mano de caucho al suelo.

Al día siguiente empecé a poner malla en el suelo, siempre según las explicaciones del experto de Rafa. Y como por arte de magia esa misma tarde Rafa vuelve a aparecer para ponerle la malla al resto de la azotea.

Uffff, vaya pedazo de cable.

Ya solo era cuestión de darle manos de pinturas para que la cosa quedara así:








SIN PALABRAS CON EL CAMBIO, VERDAD??? Y todo gracias a que??? A que no, a quien, pues a RAFA, por saber enseñar a un neófito y por su manera de trabajar... Ahhh, y al trabajo de Mari, mi gran compañera...

Rafa estaré siempre en deuda contigo y me consta que nunca me la cobraras.

AMIGO, MUCHAS GRACIAS.

3 comentarios:

Rafa dijo...

Antonio , solo decirte que para eso estamos los amigos,me hubiera gustado alludarte mas,aunque viendo el resultado para que .Ya sabes conmigo puedes contar.Fue un placer ,aunque Mari diga que tu cafe estaba agua a mi me gusto.

Saludos

LUYS dijo...

Antonio, cuando he empesado a leer... uff, vaya estres, pero veo que Mary, tu y tu amigo Rafa sois unos maquinas y veo que todo esta perfecto, me refiero a vuestra amistad, bueno la casa que es lo demenos, aunque te agobiara un poco, tambien quedo muy bien y veo que la unica grieta por resolver es ese cafe que preparaste. Un saludo

Antonio dijo...

Rafa, pisha, de nuevo gracias.

Luys, Rafa es Rafa, y como trabaja igual que rema pues ni te cuento...

Y como todo en esta vida tiene una explicación lo del café también la tiene; lo que pasa que yo soy de Nescafe, de sobre, el clásico, el de toda la vida y cuando hago café pues la gente o lo ve aguado o se pega tres días sin dormir...


Pero a Rafa le gustó, o eso dice...